El Baile real

En el país de fantasía la princesa y El príncipe estaban invitados al baile real de la reina de fantasía

Estabas preciosa vestías un precioso traje negro largo de cola de noche que dejaba tu espalda al aire, tus rubios y largos cabellos estaban recogidos, cuando la luz se reflejaba en tus cabellos te hacían mas bella, sobre tu cabeza lucias una corona de diamantes en forma de corazones.

Sobre tu cuello brillaban los rubíes y zafiros del collar, tus pies lucían unos zapatos abiertos, el príncipe iba de frac negro y pajarita blanca.

Te entregue un ramo de orquídeas salvajes y te di un beso, te cogiste de mi brazo, se extendió una alfombra roja para que pisaras para llegar a la carroza, que estaba esperando en la puerta de nuestro palacio, la carroza estaba tirada por seis corceles blancos como la nieve.

En el palacio real brillabas mas por tu belleza que por las piedras preciosas que lucias.

La reina de fantasía nos recibió, comenzó el baile, te cogí por tu cintura para bailar, poco a poco terminamos en el centro del salón bailando, eran perfecto y armoniosos los movimientos que hacíamos, sin saber como las otras parejas hicieron bailando un circulo entorno a nosotros siguiendo nuestro ritmo.

Una vez finalizado el baile todas las parejas nos rindieron homenaje con un gran y largo aplauso haciéndonos un pasillo que terminaba frente a la reina de fantasía, esta nos invito a su mesa a cenar, cosa que fue un gran honor.

Después del baile real y la cena con la reina de fantasía, se retiraron a descansar a sus aposentos pues estaban muy cansados.

A la mañana siguiente el príncipe se levanto temprano y fue a la cocina, para preparar a su princesa un desayuno especial, pues estaba muy feliz de tanto que la quería.

El desayuno era una taza de café caliente, con fresas naturales bañadas en chocolate y nata. Acompañado de un ramo de rosas frescas.

Al entrar en la habitación la princesa se despertó con una gran sonrisa que le dedico al príncipe, el soltó la bandeja con el desayuno en una mesa, se acerco a la princesa, la abrazo y le dio un hermoso beso ella le respondió con otro hermoso beso.

Desayunaron juntos haciéndose muchos mimitos los dos.

Después se fueron a despedir del la reina de fantasía y partieron hacia su palacio en fantasía.

Acerca de Poeta de la noche

Mientras los últimos rayos del dia se apagan, el poeta de la noche empieza en su escritorio a escribir sus pensamientos a la luz de una vela.
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s